Cenamos en familia

En muchos hogares de nuestro país, la cena es el único momento del dia que tenemos para compartir con toda la familia. Convertir ese tiempo en una experiencia positiva y enriquecedora está en tus manos. ¡Te ayudamos a conseguirlo!

tlmd_tlmd_031512_comidafliar1Sentarse a comer o cenar en familia es un hábito muy recomendable. Según los expertos, estas pequeñas reuniones diarias fomentan las relaciones entre padres e hijos, ayudan a transmitir valores y a educar a los niños en todo lo que se refiere a nutrición, modales y hábitos alimenticios. También son muy importantes porque contribuyen a evitar la obesidad infantil, el sobrepeso y otros desórdenes alimenticios. Ahora bien, para obtener resultados hay que apagar la tele y teléfonos móviles.

Un menú bien pensado

Lo primero que conviene hacer para que todo funcione sin problemas de última hora, es pensar un buen menú semanal, equilibrado, nutritivo y apto para todos los miembros de la familia.

Una manera sencilla y práctica de empezar es elaborando una plantilla semanal que nos ayudará a repartir los alimentos que necesitamos a lo largo de las distintas comidas, durante todos los días de la semana.

Frutas, verduras y hortalizas deben comerse a diario, de modo que no podrán faltar.comida-sana Recuerda que en este apartado están las ensaladas, las guarniciones, las cremas o purés, las macedonias, los batidos de fruta…

El pan y los alimentos que se elaboran con cereales como pasta y arroz deben consumirse a diario.

Los lácteos no pueden faltar ningún día, especialmente en los niños. Recuerda que un yogur, queso, requesón, natillas, también cuentan.

En el caso de las legumbres y las patatas entre 2 y 4 raciones a la semana.

La carne y el pescado se suelen comer 3-4 veces a la semana, y los huevos en 2 o 3 ocasiones semanales.

Para que la cena se pueda preparar en consonancia con la comida del mediodía y no repetir alimentos, es interesante conocer el menú del colegio y complementarlo en casa.

Racionar según la edad

Aunque los alimentos que sirvas en la mesa sean iguales para todos, tendrás que adaptar el tamaño de las raciones a las edades de los niños y a las necesidades energéticas y situación de cada uno de vosotros.

Existen tablas por edades que indican cuántos gramos le convienen de cada alimento, pero es mejor que no te obsesiones y que te guíes por el sentido común y por el apetito que tengan. Para los niños se recomienda usar platos pequeños o medianos y ofrecerles más o menos la mitad de lo que tu comes.

Procura que las carnes grasas, embutidos, dulces, bollería, mantequilla, pasteles, helados, refrescos y otros alimentos ricos en azúcar y grasas sólo se consuman de manera ocasional y moderada.bolleria1

Cocinar “a medida” ¿por qué no?

A la hora de pensar en la cena también hay que tener muy en cuenta las necesidades energéticas de cada uno. No son iguales para una persona sedentaria o que controla su peso, por ejemplo, que para otra que ha estado haciendo deporte durante más de una hora.

En esos casaos, además de la cantidad y del tipo de alimento, será recomendable tener muy en cuenta la cocción. Si se quieren controlar calorías, es preferible hervir, cocinar al horno, a la plancha o al vapor. Sin embargo, cuando se trata de reponer fuerzas, se puede optar por los fritos y rebozados caseros que tanto gustan a los niños y jóvenes.

Cenas ligeras Cenas más calóricas
Menestra de verdura hervida+pollo a la plancha 

+yogur desnatado

Menestra salteada con jamón+pollo rebozado 

+yogur con cereales

Ensalada de tomate con mozzarella+tortilla francesa 

+fruta

Ensalada de tomate y mozzarella+huevo frito 

+batido de fruta con plátano

Merluza con cebolla y tomate al horno+patata hervida 

+requesón

Merluza a la romana+patatas fritas 

+requesón con miel

Hamburguesa con guarnición de verduras Crema de verduras+Hamburguesa con queso

Si quieres reducir calorías evita las salsas y elimina la grasa visible de la carne, la piel de las aves y desgrasa los caldos.

Para enriquecer las ensaladas de los que gastan más energía puedes añadir legumbres, frutos secos y un buen chorro de aceite de oliva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s