Aprendiendo a masticar (I)

Entre los 6 y los 4 meses, el bebe empieza a tomar otros alimentos distintos a la leche. Ese cambio de sabores y texturas es un paso importante en su autonomía que no todos los pequeños aceptan de igual grado; especialmente cuando empiezan a masticar.Comiditas-para-aprender-a-masticar_articulo_landscape

A partir de los 12 meses aproximadamente el pequeño suele empezar la masticación. Algunos niños comienzan antes y para otros es un proceso más lento que puede llegar hasta el año y medio o incluso, en algunos casos, prolongarse hasta los dos o tres años… ¡Cada uno tiene su ritmo!

Aprendiendo a masticar

Aunque la mayoría de los peques se inician en la masticación de forma natural, otros necesitan pequeñas ayudas para enfrentarse a este proceso con éxito.

Estos son los mejores consejos para estimularles a dar este paso:

  • A la mesa con los mayores. Como el niño aprende por imitación, es mucho más probable que se sienta motivado a tomar otros alimentos si comparte la hora de la comida con sus padres y hermanos mayores, que si come en solitario.
  • Experimentando con sus propias manos. El bebé recibe muchas sensaciones e información a través del tacto. En sus primeras comidas sin triturar es importante que tenga la posibilidad de tocar la comida y llevársela él mismo a la boca. Por ahora, no importa que se manche o si se cae un trocito al suelo.
  • Sin forzar. Los cambios importantes deben hacerse sin forzar y buscando el mejor momento. Si el pequeño muestra mucho rechazo hacia las nuevas texturas, conviene no obsesionarse y procurar intentarlo de nuevo otro día, en un momento en que no esté demasiado hambriento. Nada de regañarle.
  • Es difícil que el bebe acepte cambios bruscos en su alimentación. Por eso, los nuevos platos se introducirán de forma progresiva: primero triturando menos los purés para que tengan grumos, luego introduciendo trocitos muy pequeños, y finalmente ofreciéndole alimentos sólidos, pero blandos.
  • Alabar sus progresos. Para el niño, este es un paso importante en su desarrollo, por lo que conviene alabar sus avances, para que se sienta más motivado en el proceso.
  • Croquetas… ¿por qué no? Son cremosas, blanditas y fáciles de masticar y de tragar, así que es un plato perfecto para compartir con los mas pequeños de la casa. Las croquetas caseras se preparan sólo con bechamel y otros ingredientes como el pollo, la carne o las verduras, de modo que son un alimento nutricionalmente muy completo, rico en proteína de alto valor biológico y en calcio. ¡Les encantarán!aprender-a-masticar-antes-del-ano_reference
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s