Consejos para el tratamiento domiciliario de: HERIDAS, QUEMADURAS y ULCERAS

HERIDAS Y QUEMADURAS

  • Tras producirse la lesión, realizaremos un lavado con suero fisiológico para eliminar posibles cuerpos extraños (como restos de tierra) y gérmenes que podrían infectar la herida.IMG_0044
  • En el caso de quemaduras, se debe sumergir inmediatamente el área de piel lesionada en agua fría durante unos minutos para reducir el efecto del calor sobre la piel.
  • En ambos casos, en las curas diarias, realizaremos lavados con suero fisiológico, que arrastrará tanto gérmenes como restos de cremas o tejido no viable.
  • El secado de la lesión se hará con una gasa estéril, presionando mínimamente y sin frotar.
  • IMG_0045Durante la cura diaria y tras el lavado y secado, se recomienda la aplicación de productos que aceleran el proceso de reparación de la piel facilitando la recuperación de sus funciones y reduciendo la aparición de complicaciones.
  • Es preferible cubrir la lesión con gasa estéril para evitar la entrada de gérmenes. La aplicación previa de un producto cicatrizante facilitará su retirada posterior sin adherencias.

ULCERAS POR PRESION

El tratamiento de las úlceras por presión se basa en primer lugar, en eliminar su causa; la presión o el rozamiento.

Posteriormente, recomendamos:

  • Iniciar la cura diaria con un lavado con suero fisiológico que arrastre tanto gérmenes como secreciones propias de laIMG_0046 lesión.
  • Realizar el secado de la úlcera con una gasa estéril, con la mínima presión y sin frotar.
  • La aplicación de preparados que aceleren el proceso de reparación reducirá la aparición de complicaciones como puede ser la aparición de infecciones y facilitará la retirada posterior de la gasa que cubre la úlcera.

Además existen preparados destinados a la prevención de infecciones mejorando así la evolución de la lesión.

PRECAUCIONES

  • Antes de manipular cualquier lesión debemos lavarnos las manos para evitar infecciones.
  • El secado de las lesiones debe hacerse siempre sin frotar y realizando la mínima presión posible de la piel.
  • La aparición de secreción, o bien enrojecimiento, calor o hinchazón alrededor de la herida o úlcera debe hacernos pensar en una lesión infectada.
  • Debe evitarse el uso de algodón durante las curas de cualquier herida o úlcera.
  • Las lesiones en la piel no deben exponerse al sol, para evitar su pigmentación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s