Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo…

¿Qué es el Virus Respiratorio Sincifial (VRS)?

El VRS, conocido como el Virus de los bebés, es el agente infeccioso respiratorio más común en niños menores de dos años: dos de cada tres pequeños se infectan por VRS durante su primer año de vida y el 90% lo padecen una o varias vecesbronquiolitis-virus-VRS_reference antes de los dos años de edad.

Al igual que ocurre con el virus de la gripe, cada año hay una epidemia de VRS, que afecta especialmente a la población infantil. Los primeros casos aparecen en septiembre y pueden extenderse hasta abril. Este virus causa la mayoría de las bronquiolitis, una enfermedad propia de los bebes que se caracteriza por ser una infección del tracto respiratorio inferior que dificulta la respiración y causa sibilancias (pitidos al respirar). La bronquiolitis es la responsable del 80% de hospitalizaciones en niños menores de dos años.

Existen bebés especialmente vulnerables ante la infección por VRS: son los bebés nacidos o prematuros, los bebés con cardiopatías congénitas, con enfermedades pulmonares como Fibrosis Quística o niños con síndrome de Down. En estos niños el VRS puede agravar en gran medida su estado de salud.

Síntomas

Los primeros síntomas de la bronquiolitis suelen ser iguales a los de un resfriado común: congestión nasal, moqueo, fiebre y tos leve.

Estos síntomas pueden agravarse después de tres o cuatro días, causando dificultad respiratoria, tos persistente, y aparición de sibilancias. Puede llegar a precisar de atención urgente.

Por lo general la enfermedad puede durar entre 7 y 32 días, aunque la duración media suele ser de 15 días.

Estudios recientes analizan una posible relación entre el contagio del VRS con el posterior desarrollo, en edades más avanzadas, de Asma.iStock_000006973128XSmall_Aldo-Murillo

¿Es fácil el contagio?

El VRS tiene una dispersión muy rápida. Se contagia principalmente por el contacto directo con personas u objetos contaminados como ropa, juguetes o pañuelos y menos por vía aérea. El VRS puede resistir, manteniendo su capacidad de infectar, varias horas en la ropa, pañuelos, juguetes o mobiliario.

La infección es muy común en ambientes con aglomeraciones como guarderías o centros comerciales muy transitados. Una persona puede transmitir el virus sin saberlo, por lo que debemos tomar ciertas precauciones para proteger a los bebés de la infección.

Medidas para evitar el contagio

  • ninos-sincitial-01-zLavarse las manos antes de tocar al bebé en periodos epidémicos.
  • Evitar totalmente la exposición del bebé al humo del tabaco durante y después de la gestación, y preservarlo de los ambientes cargados.
  • Evitar entornos cerrados y potencialmente contagiosos (aglomeraciones).
  • Evitar el contacto físico del bebé con otros menores o familiares enfermos.
  • Mantener alejado al bebé del contacto con personas con resfriado o fiebre.
  • Utilizar pañuelos desechables y tirar inmediatamente los usados.
  • Utilizar material de higiene específico distinto al de los mayores.
  • Lavar bien platos y biberones.
  • Limpiar a fondo los juguetes y no utilizar aquellos que hayan sido tocados por otros bebés o mayores enfermos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s