“Tiene legañas en los ojos y los tiene hinchados, ¿qué debo hacer?”

Ante todo, no debemos asustarnos porque el bebé al segundo o tercer día de vida tenga los ojos hinchados. Hay que tener en cuenta que durante el nacimiento ha tenido que atravesar el canal del parto (y en el caso de una cesárea, puede que haya salido por una abertura menor) por lo que simplemente por ese hecho, se les hincha parte de la cara por el leve traumatismo que les causa dicho proceso. Además el tejido existente alrededor de los ojos es muy blando y sobre todo en los bebés, con lo cual esto favorecerá que ante cualquier compresión o golpe dicho tejido reaccione inflamándose. Por este motivo, también es frecuente encontrar pequeñas hemorragias conjuntivales (en la parte blanca del ojo), que desaparecerán según vayan transcurriendo los días. A parte de laseye2 causas mecánicas del parto, otro motivo por el que los bebés tienen los ojos hinchado es porque nada mas nacer, durante el momento de la reanimación, se les suele aplicar una pomada antibiótica en los ojos, para evitar posibles infecciones conjuntivales. En muchas ocasiones, dichos excesos de pomada pueden ser interpretados como secreciones (legañas) que les impiden abrir los ojos. Dicho exceso de pomada, podrá retirarse con gasas estériles y suero fisiológico.

Es muy frecuente, que durante los primeros días tras el nacimiento, los bebés presenten legañas y los ojos pegados al despertarse. Por lo que se procederá a la limpieza de los mismos con una gasa estéril y suero fisiológico. Sería recomendable utilizar el suero fisiológico en monodosis por mantener la máxima higiene posible, aunque también se puede utilizar suero fisiológico en otros formatos, así como agua hervida con manzanilla (el remedio clásico de toda la vida).

Si observamos que transcurridas varias semanas tras el nacimiento, nuestro bebé sigue presentando las legañas y puede que incluso sean más abundantes que al principio, o incluso ser muy amarillas y espesas (pus) entonces deberá ser visto por el pediatra lo más pronto posible para descartar una infección o conjuntivitis, o una obstrucción del conducto lagrimal que suele ser muy frecuente en los recién nacidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s